IDEAS PARA REGALAR: El “vale por …” pasó a la historia.

IDEAS PARA REGALAR: El “vale por …” pasó a la historia.

Hola #Brangolinos….¿cómo lleváis el principio de semana? 

Yo escribiendo este Post y recordando momentos en familia de los que vale la pena tenerlos presentes.

El otro día estaba ordenando fotos en el ordenador y me encontré con un par de fotos del regalo que le hicimos a mi cuñado por su cumpleaños hace un par de años si no recuerdo mal.

Y la verdad es que todavía me estoy riendo. No del regalo en sí sino de la cara que pusieron todos cuando nos vieron llegar con él. Y es que a veces las apariencias engañan.

El tema es que cuando a la familia o amigos no se les ocurre nada que regalar te dan un “Vale por…”, cuando no tienen tiempo o ganas de comprarte algo te dan un “Vale por…” etc etc.

No es que no me guste regalar un “Vale por…” porque reconozco que es muy práctico y mucha gente prefiere que le den un vale a que le compren algo que no va a utilizar (yo la primera) pero en esa ocasión era la forma de hacerlo que me aburría y por eso decidí poner en práctica una idea que quiero compartir con vosotros.

Cuando surgió la pregunta ¿qué le regalamos al “susodicho”? se barajaron varias ideas pero ninguna convencía porque todos tenemos de todo y eso complica más la cosa. Y entonces un cerebro brillante preguntó: ¿no tienen el horno estropeado? ….pues hacemos bote común y ya está. Muy buena idea …. pero claro ahora venía el kit de la cuestión: ¿qué marca regalar? ¿qué modelo? ¿de gas o eléctrico?. Bueno…. pues no quedaba más remedio que hacerles un vale escrito en Word, impreso a color con tinta de la que se nota que el cartucho está a punto de agotarse y ala ya está.

Y ahí es donde entré yo. A revolucionarlo todo con tal de ver como la gente se ríe aunque sea un ratito.

Esto es lo que hice:

En vez de hacer un vale hice un horno jajajaja. Cogí cartones, papel de aluminio, tijeras, celo, imprimí unos mandos y el logo de una marca conocida de electrodomésticos y tacháaaaaan: hice la reproducción de un horno a tamaño real, con puerta abatible, rejilla interior etc.

Podréis imaginar que en los ratillos que dediqué a hacerlo me lo pasé en grande. Así soy yo, que con poco me distraigo jejeje.

Una vez hecho, pusimos el sobre con el dinero recogido dentro y lo envolvimos con papel de regalo. Y cuando llegó el momento de entregar los regalos en su fiesta de cumpleaños entramos con el paquete simulando que pesaba un montón y que nos hicieran un hueco en la mesa.

La cara que hicieron mis cuñados era para destornillarse de risa. ¿Qué estaba regalando la familia que abultaba tanto? ¿cómo se les ocurría regalar cosas tan grandes si lo que querían era desprenderse de “trastos”?

Y la verdad, es que el regalo fue un éxito, tanto el regalo de mentira como el de verdad. Pudimos reírnos un buen rato y al cabo de unos días pudieron escoger el horno que más les gustó.

Bueno #Brangolinos, espero que os haya dado una nueva idea para regalar cosas “diferentes” y poder pasar un rato divertido con la familia o amigos.

 

Otras ideas para regalar:

Hoy Rkomendamos….tres ideas para regalar.

Facebook
Twitter
YouTube
INSTAGRAM
Pinterest

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial